Imprimir

Nota de Prensa FAPARM: Discriminación enseñanza bilingüe secundaria

Publicado en Actualidad

FaceBook  Twitter  
0 Comments

Murcia, 19 de junio de 2015.- SOBRE LA ASIGNACIÓN DE ALUMNOS A GRUPOS BILINGÜES

 

La FAPA “Juan González” ha presentado un escrito de interposición de recurso contencioso administrativo a la Orden de 9 de abril de 2015, de la Consejería de Educación, Cultura y Universidades que se regula el programa de enseñanza bilingüe en centros de educación secundaria.

 

La FAPA considera que dicha orden discrimina al alumnado que proviene de colegios de enseñanza no bilingüe al no tener las mismas oportunidades a acceder a la enseñanza bilingüe en secundaria que los que sí lo hicieron en primaria.

La Consejería de Educación con su Orden del 9 de abril de 2015 introduce un nuevo elemento de discriminación en el ya deteriorado sistema educativo murciano. Textualmente y en referencia a los alumnos que deseen inscribirse en el programa de enseñanza bilingüe de primero de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) indica que: “Una vez matriculados en el centro educativo, los alumnos que hayan finalizado la etapa de Educación Primaria dentro del programa Colegios Bilingües de la Región de Murcia y tengan superada el área primera lengua extranjera en sexto curso, tendrán preferencia para incorporarse al Programa de Enseñanza Bilingüe en Educación Secundaria del centro.”

Es decir, una familia que haya tenido a su hijo escolarizado en un centro de primaria no bilingüe verá como las posibilidades de que pueda incorporarse en la ESO a dicho programa básicamente desaparecen. No importa que esta familia haya tenido escolarizado a sus hijos en un centro no bilingüe simplemente porque NO tenía otra opción, no importa que esta familia haya hecho un esfuerzo llevando a sus hijos a academias de idiomas; no importa su expediente académico; ahora, cuando su hijo por fin vaya a tener la opción de acceder a la enseñanza bilingüe, será discriminado.

La Orden de la Consejería atenta contra el principio básico de un sistema educativo moderno de ofrecer a todos los menores las mismas oportunidades. Más aún, profundiza en la desigualdad causada en un primer momento al poner en marcha un Programa Bilingüe en los Centros de Educación Primaria e Infantil que no ha sido universal. No sólo se privó a multitud de familias de acceder a este sistema en la educación primaria, si no que ahora se les castiga postergando a sus hijos a la hora de acceder a los grupos bilingües en la ESO.

Comentarios: